Inicio | Directorio | Ubicación | Contacto
 


 

 
          Menú Principal

     Que es el IEO?
     Un poco de Historia
     Servicios Ofrecidos
     A quienes ayudamos?
     Nuestros Resultados
     Archivo de Noticias

   
Galería de Medios (Fotos y Videos)

          Oftalmología


     Estudio de Casos
     Anatomía del Ojo
     Glosario de Anatomía Ocular
     El Angel del Foro y sus Acólitos
     Directorio de Oftalmólogos
     Examen de la Vista en Línea

          Foros

     Foro Pregunte al Oftalmólogo
     Foro de Oftalmólogo a Oftalmólogo
    
     Donaciones

 

  ANATOMÍA OCULAR
 
El ojo es un órgano que ha evolucionado para la finalidad de detectar la luz. Se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar éstos en impulsos electricos.



El sentido de la vista esta constituido por una porción periférica y una porción central. La porción periférica esta conformada por el Ojo y sus anexos situados en la cavidad orbitaria. La porción central se conforma por la vía óptica y los centros corticales de la visión.

La Órbita

Las órbitas son dos cavidades óseas anchas y profundas, situadas simétricamente a ambos lados de la nariz, entre el compartimiento anterior de la base del cráneo y el macizo facial superior; alojan los globos oculares y sus anexos. Presentan la forma de una pirámide cuadrangular de base anterior, cuyo eje se dirige oblicuamente de delantes a atrás y de fuera a adentro. En la órbita se estudian una base, un vértice, cuatro paredes y cuatro ángulos.

Base: Es un amplio orificio de forma cuadrilátera con sus ángulos redondeados, que se encuentra orientado hacia delante, afuera y ligeramente hacia abajo.
Vértice: Corresponde a la porción más interna y ancha de la hendidura esfenoidal. En el se observa un pequeño tubérculo óseo para el anillo de Zinn.
Paredes:
  • Pared superior o bóveda: Formada por el frontal y el ala menor del esfenoides, presenta hacia fuera la fosa lagrimal y hacia adentro la fosita troclear.
  • Pared inferior o suelo: Descansa sobre el seno maxilar. Esta formada por el maxilar superior, la apófisis orbitaria del malar y la carilla orbitaria del palatino. Esta recorrido por el canal suborbitario para el nervio maxilar superior, que lo recorre hasta su emergencia por el agujero infraorbitario.
  • Pared externa: Es plana, está formada por el ala mayor del esfenoides, la apófisis orbitaria del malar y la parte más externa del frontal.
  • Pared interna o medial: También plana, está formada por la apófisis ascendente del maxilar, el ungís, el hueso plano del etmoides y el cuerpo del esfenoides. En su parte anterior se encuentra el canal lacrimonasal que se continúa con el conducto nasal.

Bordes o ángulos: Son en número de cuatro y están situados en los puntos de contacto de las caras.

  • Borde superoexterno; se confunde por delante con la fosita lagrimal y por detrás con la hendidura esfenoidal.
  • Borde superointerno; presenta los siguientes elementos:
    Conducto etmoidal u orbitario interno anterior para la arteria etmoidal anterior y el filete etmoidal del nervio nasal.
    Conducto etmoidal u orbitario interno posterior para la arteria etmoidal posterior.
  • Borde inferointerno: Es obtuso y está casi borrado.
  • Borde inferoexterno: Se confunde por detrás con la hendidura esfenomaxilar.

El Globo Ocular

Es el órgano esencial del sentido de la vista, par, simétricamente colocado en la base de la órbita, tiene la forma de una esfera ligeramente aplanada de arriba abajo.

El Ojo se compone de:

  • Tres túnicas concéntricas, que son de fuera adentro, la túnica fibrosa, la túnica vascular y la túnica nerviosa.
  • Medios transparentes que son de adelante atrás: El humor acuoso, el cristalino, y el cuerpo vítreo.

Túnicas del Ojo

1. Túnica Fibrosa del Ojo o Esclerótica.
Es muy gruesa y muy resistente, casi inextensible, se divide en dos porciones: una posterior, la esclerótica y una anterior, la córnea.

Esclerótica: es la túnica periferica, inextensible, gruesa y resistente. Es la verdadera membrana de protección del ojo. Corresponde a las 5/6 partes posteriores de la túnica externa del ojo.
Córnea: es una membrana transparente, circular, engastada en la abertura anterior de la esclerótica. Representa un segmento de esfera. Su espesor es de 1 milímetro y posee un diámetro de 11 a 12 milímetros.

2. Túnica vascular o coroides.
Es la túnica media del ojo, es una membrana de color oscuro la cual se divide en tres partes: unas partes posteriores o coroides propiamente dichas, una parte media o zona ciliar y una parte anterior o iris.

¿Qué es el Glaucoma?

En condiciones normales la presión intraocular oscila entre 10 y 21 mm Hg. En determinadas situaciones patológicas ésta puede aumentar ya sea de forma aguda o crónica. Este aumento de presión provoca el daño del nervio óptico, lo que supone la pérdida progresiva de la visión periférica. En la mayoría de los casos esta alteración es gradual e indolora por lo que muchos pacientes no la perciben hasta que es permanentemente e irreversible.

¿Quién puede padecerlo?

El Glaucoma afecta principalmente a personas mayores de 40 años y a aquellos con antecedentes familiares de glaucoma.

Sintomatología
Las molestias subjetivas que nota el paciente varían en función del tipo de glaucoma que padezca. El glaucoma crónico es la forma más frecuente, y en las fases iniciales no produce ningún tipo de molestia. Si la presión se mantiene elevada durante un tiempo prolongado, se afecta el nervio óptico y lentamente se deteriora la visión periférica. En los estados avanzados, la visión queda reducida a la zona central del campo visual, de forma que el paciente tiene la sensación de mirar a través de un tubo.

El glaucoma agudo es mucho menos frecuente. Su aparición se caracteriza por un dolor intenso, iniciado de forma súbita alrededor del ojo, y por la disminución de la visión. En algunos casos se puede acompañar de dolor de cabeza, náuseas y vómitos. Si usted tiene estos síntomas debe consultar inmediatamente a un especialista en oftalmología.

Detección del Glaucoma
La presión intraocular se puede medir mediante pruebas rápidas e indoloras. El estado de la retina y del nervio óptico también se pueden evaluar de forma incruenta. En aquellos casos con antecedentes familiares de glaucoma y en los que dichas exploraciones pongan de manifiesto alguna anomalía, se debe realizar una campimetría computarizada y una medición de la capa de fibras nerviosas.


Visión de un paciente con Glaucoma

Tratamiento

El mejor tratamiento del glaucoma es el diagnóstico precoz de aquellas situaciones en las que la presión intraocular esté elevada y el nervio óptico se esté empezando a dañar. Debido a que la mayoría de casos de ceguera por glaucoma cursan de manera aintomática y que se pueden prevenir, es imprescindible la realización de controles anuales a cualquier persona mayor de 40 años.

Opciones Terapéuticas

Tratamiento Médico
La forma más frecuente de tratar el glaucoma consiste en la aplicación de colirios (gotas). Su objetivo es disminuir la presión intraocular. Si el tratamiento se realiza de forma correcta, en la mayoría de los casos se consigue frenar la evolución.

Láser
Si la presión no se controla con el tratamiento médico, la siguiente opción es la utilización del láser. Con este procedimiento se pretende facilitar la salida del fluido ocular, con lo que se consigue la reducción de la presión instraocular.

Cirugía
Es el último paso en el tratamiento del glaucoma. Consiste en ampliar la zona de salida del fluido intraocular mediante la creación de una válvula de escape o mediante el implante de una válvula de drenaje artificial. La cirugía se realiza con anestesia local y no requiere ingreso. En aquellos casos en que se asocie el glaucoma con la presencia de cataratas, la intervención puede realizarse de manera simultánea.

Qué sucede después

No es posible determinar si el glaucoma está controlado en función de cómo se siente o cómo ve el paciente, ya que no existe ningún tipo de molestia subjetiva que dé información al respecto. La visita periódica al oftalmólogo es una única forma de determinar si el glaucoma esta correctamente controlado. De todas formas, una vez que el glaucoma ha sido detectado y tratado, y la presión del globo ocular vuelve a niveles normales, el deterioro del nervio óptico es poco frecuente.
 

 

                                                                   
 

 
Instituto Estatal de Oftalmología
Av. Juan R. Escudero # 158, Cd. Renacimiento C.P. 39715,
Acapulco, Guerrero, México